PEDRO REGUILLO. UN MUSICAZO.

Hace seguro treinta años que no lo veo, y como era de los chicos mayores del instituto -y esos dan mucho respeto-, igual casi no cruzaríamos ni media palabra. Pero hoy por amigos y conocidos comunes y este milagro milagroso del universo tecnológico, vuelvo a dar con Pedro Reguillo.



  Y a pesar de los años, de no seguir su trayectoria más que a salto de mata -pero saber de ella y enorgullecerme por tener un paisano tan artista y famoso-, encontrarlo, recordarlo, redescubrirlo y disfrutarlo ha sido todo uno y muy bueno. ¡Qué digo!, cuando a mí me da un flash, ME DA, y es porque algo ME EMOCIONA de verdad. Además, ahora que ya no soy pipiolita (o sí), he perdido (casi) toda la vergüenza y él ya no es de los chicos mayores del instise lo puedo decir. Espero que me permita el atrevimiento: Pedro, eras el más chulo, pintón y guapo o, como dicen ahora, molabas un montón. Hala, ya está, y a ver si te lo digo pronto un día de estos a la cara.

  Ya me habías conquistado con el piano de tu alter ego, Yoel Marc, pero desde luego ahora mismo me tienes a tus pies con esta barbaridad de Magic World que te ha salido. Tú, los estupendos músicos y la gran voz que habéis creado este sonido. 



  De verdad que la llevo escuchando en bucle desde que la colgaste. 

  Para mi desgracia, y sobre la trayectoria de Pedro, no soy chovinista en absoluto y tanto la música en español (pop, rock, etc.) como el cine patrio no han sido nunca santos de mi devoción. Qué le voy a hacer. Para gustos, los colores. Así que, salvo honrosas y contadas excepciones, he puesto el oído justo al mercado musical nacional, pero apenas ninguno al estilo de rumba o flamenqueo vario de voces impostadas y nasales (léase Estopa, El canto del loco y derivados. Por Dios, nadie puede hablar con el tono de Dani Martín si no es adrede. O corrígeme si lo conoces, Pedro). O sea, que La Cabra Mecánica tampoco me hacía gracia, pero sí ver el éxito que tenían y a Pedro en esas Macetas en plan Bon Jovi caminando por la calle.


  Luego volví a perderle la pista hasta topar con Yoel Marc y escuchar algo completamente distinto, no solo ya por lo instrumental, sino por un estilo que sí me gusta. Y me cautivó.




  Así que ahora estoy esperando con muchas ganas ese Dreams Suite porque con esa primera muestra ya me ha enganchado. El sonido internacional con letras en inglés (chovinista no, pero admiradora de la cultura anglosajona soy un rato), la producción tan impecable, los arreglos... Todo suena fenomenal. 

   Aun así me voy a quedar con la sensación, con el recuerdo y con la recuperación de un musicazo al que ya tengo en la lista de los grandes. 

  Enhorabuena, Pedro, y todo el éxito y más. Que nos sigas enganchando con tu música y tus sueños.

Mariola


Para saber más:

  • Que salgas en la Wikipedia es el puntazo definitivo, ¡ja, ja, ja!
  • En FACEBOOK







Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Mariola, gracias por descubrirnos nuevos horizontes, por lo menos a mi (qué ya me conoces ;) ) y enhorabuena a los grandes músicos

    ResponderEliminar
  3. De nadasss. Yo lo BUENO procuro difundirlo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias ,Mariola,por el cariño y los elogios. Un beso lleno de música y memoria compartida

    ResponderEliminar
  5. A usted, señor Marc. Un placer reencontrar placeres como estos.

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno, el Peri es un Monstruo. El último trabajo extraordinario.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

TRAJANO Y ESCIPIÓN - TRILOGÍAS de Santiago Posteguillo

Crónica de un escabeche de tiroides, 32 horas en la UCI, unas pechugas y otras aventuras