_LUCES OSCURAS_. Vuelve el Fantasma de la Navidad Pasada. 22 de diciembre.


Sí. Llega otra vez la Navidad. Nochebuena, Año Nuevo. Paz, alegría, la lotería, champán, manjares y regalos. Felicidad a raudales, emoción sin parar... O no. Y Dickens y su señor Scrooge y sus fantasmas. Así que vuelve él, el de la Navidad Pasada, el de carita de niño raro que devuelve al canalla de Scrooge a aquellas navidades añoradas de su infancia y juventud. En realidad, son esas las que cuentan, no las presentes ni las futuras. Son esas las que más nos tocan, sobre todo las de la infancia. Todo era bueno y estaba bien.

Dicen que no hay fantasmas. Claro que sí. Este es de los que siempre regresan. Es de los mejores, la verdad. Sean buenas, malas o regulares, él se aparece. Es una vez al año y no da miedo. Al revés. Siempre nos alegra la cara. A mí desde luego, y con esa FORMA en especial todavía más. Así que ahí está. 



Y como esta personificación de su espíritu me resultó tan tremenda, contundente e inspiradora hace 20 años, pues le escribí mi propia historia un tiempo después. Tardé unos tres años y, en medio, se me cruzó incluso la sombra silenciosa y oscura del de la Navidad Futura que, afortunadamente, me dejó terminar esa secuela a la historia original que creó primero James Ellroy en L. A. Confidential y luego adaptó magistralmente Curtis Hanson al cine.

Luces oscuras

Ya hay mucho personal que la leyó en su día. Pues bien, el próximo 22 de diciembre quizás no nos toque la lotería (yo este año pido otra lotería más valiosa), pero por mi parte os haré un regalito. Vale, igual no es el Gordo, pero para los que os guste leer, una buena historia siempre es apetecible. Lo de buena o no ya lo considerareis vosotros también, claro. Sin embargo, que sea por entregas (como las novelas de Dickens), en epub y descarga sin coste alguno tampoco es mal apaño, ¿verdad? 

Eso sí, es imprescindible haber visto la obra maestra que firmó Hanson o haber leído la novela para poder seguir bien esta historia, que empieza algún tiempo después de cuando acaba la película. Tiene elementos de ambas más nuevas tramas y subtramas que fueron surgiendo y que conforman las seis partes más un epílogo que quedaron al final. En total, casi quinientas páginas. Por eso los archivos para descargar serán también seis.

El día 22 subiré la primera parte, LUZ, y como digo, estará disponible para descarga directa en vuestros lectores electrónicos, Ipads o tabletas.

¿Que de qué va?

Pues los que no se hayan leído la novela, una de las más complejas de Ellroy y no apta para todos los públicos, que se pongan la película. La esencia está ahí. Mi razón fue darle forma a una primera idea que luego se multiplicó por diez. Este es un resumen muuuuy por encima.

Nos vamos a Los Ángeles de 1958 (final del libro) porque Bud White regresa allí después de recibir una carta de Ed Exley donde le informa de que ha tenido noticias de su padre. Su tranquila vida con Lynn Bracken ha terminado y vuelve dispuesto a encontrar al hombre que mató a su madre tan brutalmente y marcó su carácter de por vida.

Exley promete ayudarlo y el jefe del DPLA, William H. Parker, le permite esa investigación con la condición de que actúe dentro de la ley y... de que siga callando todo lo que él y Exley guardan sobre cómo terminó el caso del Nite Owl y la corrupción policial y política que hubo.

Pero los enemigos (y fantasmas) que dejaron seguirán ahí y darán paso a otros nuevos que encontrará Bud White según va investigando. Y también se encontrará con algo que ya no creía posible tras perder a Lynn Bracken: un nuevo amor de la mujer que menos puede esperar.

¿Que por qué la escribí?

Por él. Por el personaje de Bud White y su envoltura carnal en la pantalla, el bicharraco de mis entretelas y dueño absoluto de mi corazón cinematográfico «en esta vida y en la otra» que es el señor Russell Crowe, que tenía 32 añitos cuando la rodó y ya era más que un animalito. No se puede empezar mejor una película ni presentar con tanta fuerza y contundencia a un personaje como Hanson logró hacer y sacó de este actor en particular y de un reparto en general. Si se es amante del género negro, tanto en cine como en literatura, este título es imprescindible y obligatorio. 

¿Mi historia? Solo un entretenimiento, pero un muy sentido y sincero homenaje a ese golpe emocional que me proporcionó en su momento, y que me sigue proporcionando cada vez que la veo. Por lógicas cuestiones de derechos de autor, y como hay miles de historias de fan fiction pululando en la Red, esta tampoco puede publicarse de manera «oficial». Pero ahora que la he editado de nuevo, me apetecía compartirla más públicamente y también me animaron a ello. Así que ahí estará.

En fin, que espero que os entretenga y os guste, y que me lo digáis. Ah, y también si encontráis algún problema cuando la descarguéis. Y para los ojos más avezados de lectores más correctores, por supuesto que me corrijan esas erratas que se hayan colado, que las habrá. El proceso de edición ha sido muy largo y he conseguido «acortar» un poco respecto del original. Pero bueno, creo que no ha quedado muy mal.

Y desde ya os doy las gracias por el interés que podáis tener.

MÁS SOBRE LUCES OSCURAS

Comentarios

Entradas populares

TRAJANO Y ESCIPIÓN - TRILOGÍAS de Santiago Posteguillo

Crónica de un escabeche de tiroides, 32 horas en la UCI, unas pechugas y otras aventuras